I
15M
¿Crees que los juicios contra el juez Garzón son de carácter político?

El juez Baltasar Garzón está siendo juzgado en la Audiencia Nacional por tres causas distintas, te invitamos a dar tu opinión sobre los tres procesos abiertos en los que se ha encausado a Baltasar Garzón:

Querella por presunta prevaricación al declararse competente en la investigación de los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo.

Querella por presunta prevaricación en favor de un banco que presumiblemente le financió.

"Caso Gürtel": Intervenir las comunicaciones imputado-abogado.

1) Proceso por prevaricación e interceptación ilegal de comunicaciones por autorizar las escuchas de las conversaciones que mantuvieron en prisión los imputados en el 'caso Gürtel' con sus abogados defensores. La acusación la forman abogados de tres de los imputados.
Garzón argumenta que obró justamente, ya que los abogados podrían estar ayudando a blanquear dinero e inscribir bienes a nombre de testaferros, y de no haberlas intervenido, podrían haber eliminado las pruebas del delito. La fiscalía ha pedido el sobreseimiento de la causa.

2) Proceso por un delito de prevaricación (dictar a sabiendas una resolución injusta) durante la instrucción de la causa por las desapariciones del franquismo. La acusación (Manos limpias, Libertad e identidad y Falange Española) consiste en haber iniciado y prolongado diligencias sobre las desapariciones del franquismo, atribuyendo a personas fallecidas delitos que habían prescrito, estaban amnistiados y que, además, no eran competencia de la Audiencia Nacional. Por su parte, el juez Garzón argumenta que los crímenes contra la humanidad no prescriben nunca y no son amnistiables. En todo caso sería aplicable la Ley de Amnistía de 1977. Todo ello bajo el argumento de que tal acción es un delito contra el buen funcionamiento de la administración de justicia.
La fiscalía ha pedido la nulidad de la causa.

3) Proceso de delitos de prevaricación y cohecho por el dinero que solicitó personalmente y recibió del entonces BSCH, BBVA, Cepsa, Endesa y Telefónica para financiar actividades que desarrolló durante su estancia en la Universidad de Nueva York en 2005 y 2006 (Centro Rey Juan Carlos).
Posteriormente, Garzón recibió una querella dirigida contra el presidente del entonces BSCH, Emilio Botín, y otros directivos de la entidad que unos meses antes había entregado una aportación de 302.000 $. Sin inhibirse, Garzón inadmitió esa querella. La acusación defiende la existencia de esos cobros, cosa que Garzón niega; este además alega que tenía un informe favorable del fiscal, y una posterior confirmación de la Sala Penal de la Audiencia 58 para tomar dicha decisión.
Por lo que se refiere al BBVA, Garzón sentó en el banquillo a Emilio Ybarra y a otros dirigentes, lo que facilitó que Francisco González quedara como presidente de la entidad. Al poco tiempo, el juez escribió a González para que contribuyera a la financiación de un seminario sobre terrorismo que Garzón dirigía en NY.


Opciones de voto:


OPCIÓN A) Creo que es un juicio político y me parece mal que se le juzgue.

OPCIÓN B) Creo que no es un juicio político pero me parece mal que se le juzgue.

OPCIÓN C) Debería ser juzgado como cualquier ciudadano, sólo importa si ha cumplido o no correctamente con la aplicación de las leyes.

¡Difunde este resultado!  
Resultado
Escrutinio
EscrutinioVotos
OPCIÓN A 744 80,00%
 
OPCIÓN C 170 18,28%
 
OPCIÓN B 16 1,72%
 
En Blanco70
Legitimidad: 1.000 votos, 12 autentificados.
Validez: OK 99,3%
Validez
Argumentos