I
15M
Presupuestos más participativos a través de la declaración de la renta

Hoy en día, donde se plasma verdaderamente la política de un gobierno es en los presupuestos generales del estado (PGE). En ellos se determina el montante de las partidas de dinero que recibe cada sector (educación, defensa, justicia...). Los ingresos del estado proceden de la política fiscal (tasas e impuestos), de la venta puntual de activos públicos (privatizaciones), de los beneficios de empresas públicas rentables (loterías p.ej) y de la emisión de empréstitos (deuda pública). Los ingresos tienen que distribuirse en los gastos necesarios para mantener el sistema público.

Los PGE de la administración central son propuestos por el ejecutivo y aprobados en el parlamento. De hecho, ni siquiera se negocian ahí porque hoy día la función deliberativa de los parlamentos es casi inexistente. En realidad se discuten detrás de los focos e incluso se aprueban por Decreto Ley las leyes de acompañamiento para ir corrigiéndolos sobre la marcha negando un posible debate de los mismos.

En la actualidad, la declaración de la renta permite a los ciudadanos decidir cada año donde quieren destinar una pequeña parte de sus impuestos a partir de la llamada casilla del 0,7%. Así podemos elegir, opcionalmente, si un 0,7% de nuestra aportación del IRPF lo queremos destinar a programas de ONG's, y/o si también queremos destinar un porcentaje igual al sostenimiento de la Iglesia católica.

Así pues, nos permite cuatro posibles combinaciones:

1. Marcar sólo la casilla destinada a fines sociales. Un 0,7% irá destinado a financiar programas sociales, de cooperación y medioambientales de ONG's.

2. Marcar sólo la casilla de la Iglesia. Un 0,7% irá a parar a los presupuestos de la Iglesia católica.

3. Marcar ambas. En este caso, un 0,7% se destinará a programas de las ONG y otro 0,7% se destinará a la Iglesia. Es decir, habremos destinado un 1,4% del IRPF en total

4. Marcar la casilla "sin asignación". La cuota íntegra del IRPF irá hacia los PGE.

La existencia de estas casillas nos abren la posibilidad de propiciar una elaboración de los presupuestos más participativa por parte de los ciudadanos. Para ello se podría proponer la modificación del sistema actual de casillas por alguna de las siguientes opciones:

OPCIÓN A: No, dejemoslo como está.

OPCIÓN B: Sí. Incluir un mayor número de casillas, a determinar a posteriori como puedan ser "I+D, Educación, Sanidad, Cultura, Justicia, Políticas sociales, Cooperación, Medioambiente, etc...". Marcar cada una de ellas supondría destinar un 0,7% a esos sectores seleccionados.

OPCIÓN C: Sí. Adoptar la opción B con la posibilidad de consensuar un porcentaje máximo superior al 0,7% para cada una de las casillas marcadas y otro para el global de todas ellas. Para ello se debería abrir un estudio riguroso que analizara todas las posibilidades de acción. (presupuestos participativos acotados)

OPCIÓN D: Sí. Adoptar la opción B con la posibilidad de que el porcentaje asignado a cada casilla seleccionada sea libre según cada ciudadano. (presupuestos participativos libres)

OPCIÓN E: Quitar todas las casillas, que el Gobierno decida integramente la adjudicación de los ingresos procedentes del IRPF.

Debate: aquí.

¡Difunde este resultado!  
Resultado
Escrutinio
EscrutinioVotos
OPCIÓN D 316 33,98%
 
OPCIÓN B 277 29,78%
 
OPCIÓN C 251 26,99%
 
OPCIÓN E 52 5,59%
 
OPCIÓN A 34 3,66%
 
En Blanco50
Legitimidad: 980 votos, 11 autentificados.
Validez: OK 99,8%
Validez
Argumentos