15M

+1

[DEBATE] Un poco de prosa.

Mister x acudió como cada Martes a realizar su compra semanal. Empujaba su carro a través de los pasillos del hipermercado, flanqueado por enormes anaqueles rebosantes, con su campo visual perdiéndose por los enormes cartelones que anunciaban las ofertas y con su oído martilleado por una música machacona que -sin conseguirlo- intentaba contagiar una ánimo alegre, música que de vez en cuando pausaba para dar paso a una voz femenina con tintes algo cursis -como si fuese la voz de alguien que te transmite la confianza que entre personas da la cercanía- anunciando las ofertas que no debía dejar pasar. Mister x empujaba el carro con poco vigor; ni los anaqueles rebosantes, ni los carteles ni la voz que llegaba a molestarle cuando enfatizaba en demasía, podían abstraerle de los descubrimientos que había alumbrado en su interior acerca del gran timo que suponía todo esto de la economía -materia en la que casi se había convertido en un experto- y por la que se sentía estafado de un modo que era incapaz de afrontar de facto: los estafadores eran algo demasiado distante para el pobre, diminuto e insignificante mister x. Cuando más deprimido comenzaba a sentirse mister x, la música hizo una de sus pausas recurrentes y la voz femenina y cursi resonó por la megafonía: "hoy no deben perderse el día de la etiqueta, les rogamos lean la etiqueta de cada producto que vayan a consumir". Mister x no solía hacer demasiado caso a los consejos que dictaba el hipermercado, pero como ese le sonó un tanto diferente de los demás decidió seguir el consejo. En su carro introdujo unos cuantos conocidos refrescos y leyó en su etiqueta: "nuestra compañía para combatir a los sindicatos en Colombia contrató escuadrones de la muerte que se encargaron de asesinar a los subversivos, enjoy moca coca". Mister x pensó que esto era una de las consecuencias del timo global al que estaba sometido y continuó avanzando. Introdujo en su carro unos cuantos chocolates y leyó en su envoltorio: "para la fabricación de nuestro exquisito producto, hemos recurrido al método de provocar guerras en África consiguiendo así un cacao muy barato que ha sido luego cosechado por niños con jornadas de hasta 14 horas diarias que descansan en el suelo en barracones tras su día de trabajo. El salario no era mucho mayor que la comida diaria". Mister x se comenzó a perturbar un tanto, pero no lo bastante y concluyó que los problemas en África devenían de la época colonial y que era lamentable que aquello se cerrara tan mal. Entonces compró unos analgésicos, los de toda la vida, y leyó "nuestra compañía es líder en la importación de tántalo -con las aspirinas no ganamos lo suficiente- y para realizar esta encomiable labor sin la cual su móvil no funcionaría, hacemos que hombres, mujeres y niños se deslomen en las minas congoleñas y contribuimos a generar la primera guerra mundial africana, que nos facilitará el terreno para demás experimentos, esta vez si, relacionados con la industria química y farmacéutica. A Mister x comenzó a dolerle la cabeza... pero casi que la idea de consumir uno de esos analgésicos le producía una náusea más insoportable que el dolor. Estaba por abandonar ya el enorme almacén pero no podía irse sin adquirir las zapatillas deportivas que tanta envidia le habían provocado puestas en los pies de su amigo con el que practicaba footing día si, día no. Le costó un esfuerzo pero no pudo evitar leer la etiqueta:"Decenas de miles de niños fabrican pelotas para nuestra conocida marca. Muchos de ellos han sido vendidos a sus patronos como esclavos y marcados con un hierro candente como si fuesen ganado. Mujeres jóvenes cosen nuestras camisetas por 5 $ diarios. Las costureras pagan la mitad de esa suma por su comida, a esto se suman los 35 dólares por el apartamento de 12 metros cuadrados en el que viven con sus hijos o incluso con su madre . Fátima un día llegó tarde, al no tener dinero para el autobús, la joven de 22 años fue despedida en el acto y sin recibir el resto de su salario. Mister x con bastante indignación volvió repentinamente el carro rumbo a la caja. Por un momento se sintió poderoso, era consciente de algo que no excedía sus límites. ya no se sentía pobre diminuto e insignificante, esto, de alguna forma tenía que ver con él y con los artículos depositados en su carro y empujaba su carro con vigorosa energía... Mientras hacía cola para pagar, su mente se distrajo de nuevo con la música tonta de ánimo alegre y volvió sentirse importante porque era conocedor de la gran estafa de la creación del dinero, de la gran mentira a la que era sometido con los rescates bancarios, del gran timo que representaba el mercado de deuda y de lo mal que estaba la situación por culpa de los políticos corruptos. Se sintió importante, pero volvió a ser el pequeño, insignificante y pobre Mister x. Y colorin colorado este cuento, lamentablemente, no se ha acabado. http://elgirodecisivo.blogspot.com.es/

 1      Orden: Fecha | Votos 1 mensajes en este hilo creado hace .
Noname33
+0

#@leugimsiul movido a historial. Gracias por vuestra participación.

 1 

Para poder participar en esta conversacion has de registrar tu ciudadano

Más hilos

Eliminación de CC.AA., PEM 3.0 (1/15) - Debate Educación [CERRADO], Horario de las reuniones del grupo, Páginas de Facebook por Comunidad Autónoma., [INFO] Solo faltan 90.000 firmas para ILP Dación en pago, Manifestación inminente antes de Mayo, [DEBATE] Crear un modelo de comunicado de resultado de sondeos, [CONCL]Organigrama, Quorum de legitimización y Vía de Impugnación del Ciudada, [DEBATE] Falta de democracia en esta legislatura de la Asamblea Virtual, [DEBATE] Eliminación de privilegios a los funcionarios ,